La convergencia estatal de las averiguaciones previas

Publicado 20-09-2009

Entre 1997 y 2007, la tasa de averiguaciones previas por todos los delitos en México mostró una tendencia moderada a la baja al pasar de 1,570 a 1,503 averiguaciones por cada 100,000 habitantes. Destacan tres momentos en la tendencia: el decremento observado entre 1997 y 1998, el incremento entre 2004 y 2007, y la aceleración entre 2006 y 2007. Geográficamente, es observable una tendencia a la convergencia espacial del fenómeno en el ámbito estatal. La comparación de los coeficientes de autocorrelación espacial de 1997 y 2007 sugieren que las tasas estatales de averiguaciones previas se uniformaron geográficamente en estos 11 años; es decir, las 32 entidades federativas redujeron sus diferencias y convergieron geográficamente en este indicador de la actividad criminal. En el periodo analizado, los tres estados con los mayores incrementos en sus tasas de averiguaciones previas fueron Yucatán (134%), Guanajuato (81%) y Aguascalientes (62%). A la inversa, los tres estados con los mayores decrementos fueron Campeche (-86%), Tlaxcala y Chihuahua (-40%).

 

Finalmente, los tres estados con las mayores tasas de averiguaciones previas por cada 100,000 habitantes en 2007 fueron: Baja California (4,325), Baja California Sur (3,613) y Yucatán (3,142). En síntesis, la tasa nacional de averiguaciones previas por todos los delitos se redujo moderadamente en el periodo, en el balance disminuyeron tanto las diferencias estatales como la variación espacial, pero la tendencia de los últimos tres años sobre los que se dispone información oficial es a la alza. Más adelante comentaremos sobre el fenómeno de la cifra negra, el cual es también geográficamente variable y debe considerarse en toda lectura que se haga de la estadística criminal en el país.