Lo que hacemos

La actividad criminal posee elementos geográficos y temporales. La identificación y comprensión científica de tales elementos conlleva el potencial de traducir estos esfuerzos de investigación en información estratégica para la reducción de la actividad criminal. De esta forma,Geocrimen se constituye como un proyecto de investigación del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) con perfil internacional que tiene como propósito central buscar una articulación efectiva entre la investigación científica y el diseño de políticas para la reducción del crimen.

Enfatizamos una discusión constructiva a través del análisis agregado y de tendencias locales junto con el diseño de políticas de prevención. En este sentido, nuestro trabajo ayuda a responder las tres preguntas más frecuentes que los gobiernos locales y la sociedad civil poseen en materia de seguridad pública: ¿está aumentando el crimen en mi demarcación?, ¿qué tan vulnerables somos?, y ¿qué podemos hacer al respecto?

Cómo lo hacemos

A través del estudio sistemático del crimen. Para este efecto llevamos a cabo los siguientes cuatro tipos de actividades:

  1. Promovemos y elevamos la calidad de la investigación científica de la actividad criminal.
  2. Adquirimos, organizamos, preservamos y compartimos información cartográfica y estadística de manera constante y gratuita.
  3. Realizamos investigación de alta calidad y difundimos los resultados de manera también constante.
  4. Ofrecemos entrenamiento metodológico y estadístico a estudiantes, colegas académicos, funcionarios públicos y miembros de la sociedad civil.

¿Cuáles son los beneficios del proyecto?

La información que se deriva de nuestras investigaciones contiene elementos de la mayor utilidad en una variedad de procesos de gobierno y de participación social o vigilancia comunitaria. Por ejemplo:

  1. La precisa identificación de hot spots geográficos y temporales del crimen contribuye a la planeación del trabajo policiaco y el uso racional de los recursos públicos.
  2. La precisa identificación de zonas vulnerables en las ciudades contribuye a priorizar la acción efectiva del gobierno en la prevención del delito y a reducir significativamente la incidencia criminal y la percepción de inseguridad.
  3. La comprensión formal del efecto que el contexto social o comunitario tiene en la actividad criminal, contribuye sustancialmente en los procesos de diseño y elaboración de políticas de educación, de desarrollo urbano y vivienda, de desarrollo económico y de política social locales que contemplen colateralmente elementos de seguridad pública.
  4. El monitoreo regular y sistemático de la incidencia criminal permite medir el estado y la dinámica del problema de la criminalidad y evaluar los efectos tangibles que tienen los programas contra el crimen.
  5. El uso de mapas y cuadros con información estadística son medios proactivos y sumamente eficaces en la comunicación y la difusión de información de interés público.

Como un proyecto originalmente académico, lo que buscamos lograr es cambiar las formas tradicionales y monotemáticas en que se estudia la criminalidad, aplicar estándares científicos para su estudio, y apoyar al gobierno y a la sociedad en la solución de este problema socialmente compartido.

Esperamos que nuestras actividades y la información disponible en esta página sean de su mayor utilidad. No dude en contactarnos si tiene dudas o desea contribuir en el proyecto.